sábado, 9 de mayo de 2015

Repelente y calmante natural de mosquitos



Con la llegada del verano, llega el momento, de disfrutar del sol y de la playa, pero también de sufrir la molesta presencia de los mosquitos que también quieren disfrutar de sus vacaciones, y no solos, sino a tu costa.
Y lo que son unas plácidas vacaciones se puede convertir en un calvario, sobre todo para las victimas de sus ataques y picaduras.
En mi caso, me ha pasado de no poder disfrutar de una agradable cena al aire libre en el jardín porque mi piernas eran el centro de batalla.

Comentaros que aparte del mosquito común, (Culex pipiens), últimamente estamos recibiendo la visita cada vez con mayor frecuencia del mosquito "Tigre" ( Aedes albopictus) , que se distingue por la franjas negras y blancas de sus patas, así como la denominada “mosca negra”, un simúlido más gordito, con alas y patas mucho más cortas que los mosquitos”.


La picadura del mosquito tigre es muy molesta ya ademas también lo hace durante el día.
En las zonas endémicas puede trasmitir enfermedades como la "fiebre amarilla" o el "dengue".

Por otra parte la mosca negra al picar también muerde, realizando una picadura-mordedura muy dolorosa y que puede sangrar. Al tiempo que pica inyectan sustancias anestésicas, vasodilatadores y anticoagulantes, al igual que los mosquitos, que al principio no  se perciben y cuyo efecto se nota pasado un tiempo.


Existen aceites esenciales que se caracterizan por su capacidad de ahuyentar a estos parásitos voladores debido a sus potentes moléculas químicas.
La Citronela de Java (Cymbopogon winterianus) de fragancia cítrica muy característica es la mas empleada.Otro aceite esencial muy eficaz y mejor tolerado en caso de pieles sensible es el de Eucalipto azul (Eucalyptus citriodora).Estos dos aceites deben sus propiedades repelentes a su elevado contenido en aldehídos terpénicos, concretamente citronelal.
Esta molécula aromática, además, tiene propiedades antiinflamatorias, con lo que estos aceites nos servirán también para calmar la inflamación local causada por la picadura.

Otras picaduras del verano:

Durante el verano y la primavera pasamos más tiempo al exterior y coincide con un periodo en el que tanto abejas como avispas están más activas. Cuando sufrimos una picadura de abeja o avispa la zona se pone roja y se inflama, aparece también una sensación de picor muy fuerte que puede durar varios días. Cuando la abeja pica deja el aguijón en la piel, por lo que habrá que sacarlo cuidadosamente. La picadura de avispa es especialmente muy dolorosa y se experimenta una fuerte sensación de ardor o quemazón. También es posible que al estar mas en contacto con plantas y jardines, por estar descalzos o sin ropa que nos cubra el cuerpo como consecuencia de las altas temperaturas, recibamos alguna picadura de arañas. Os dejo unas imágenes gráficas para poder identificarlas en función del tipo de herida en la piel:



Después de una picadura de abeja hay que retirar el aguijón que queda incrustado en la piel con unas pinzas y con cuidado.


Mosquitos NO gracias




En la elaboración del repelente natural he empleado

 varios tipos de aceites esenciales, no solo para ahuyentar a

 estos insectos sino también para calmar las picaduras

 desinflamar y desinfectar en caso de herida leve, con una

 base de cera virgen natural y aceites vegetales de gran


 penetrabilidad.






 Ae. Citronela de Java

Ae. Eucalipto citriodora

Ae. Geranio de Egipto

Ae. Lavanda

Ae. Árbol del Te

Cera de abeja virgen


Manteca de karité 

Aceite de avellanas

Aceite de Jojoba

Aceite de albaricoque

Conservante antioxidante



 Otros remedios naturales para las picaduras de insectos en ECOagricultor

Información extraída de diferentes paginas entre ellas esta.