martes, 6 de marzo de 2012

Jabón de Avena




  Jabón de avena elaborado  con:
·aceite de palma
·aceite de coco
·aceite de oliva
·aceite de maíz
·cera de abeja 

y como principios activos:
·manteca de karité
·germen de trigo
·rosa mosqueta
·aceite de neem
·leche de avena
·copos de avena
 finamente molidos



  Un jabón especialmente indicado para pieles muy delicadas o sensibles


La manteca de karité destaca por su intenso y duradero poder hidratante sobre el rostro y el cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina F, componente vital de las membranas celulares.
Es un anti-irritante por excelencia, lo que convendrá a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y para los que están mucho tiempo acostados, previniendo la aparición de llagas.

***
La fama del aceite de rosa mosqueta viene del estudio, realizado en los años 80 por la Universidad de Concepción de Chile, y recientemente en Universidades Europeas (Italia, Almania) donde se comprobó la asombrosa propiedad cicatrizante del aceite de la Rosa Mosqueta en 180 pacientes con cicatrices de diversos tipos. Este gran poder regenerador ha despertado el interés de la industria cosmética y de los millones de adeptos que encuentran en esta planta (rosa mosqueta) a su gran aliada en belleza natural. El aceite de rosa mosqueta es  usado como uno de los más potentes regeneradoras naturales de la piel que existe en la naturaleza, sin causar ningún efecto secundario alguno.
***
El aceite de Neem contiene propiedades antimicrobiales que ayudan de manera eficaz en lesiones ligeras como cortaduras o raspones ya que al mismo tiempo alivia y desinfecta, así como en enfermedades agudas de la piel (hongos, psoriasis), además sus ácidos grasos esenciales propician la humedad y elasticidad de la piel.
***
• El germen de trigo debido a las propiedades antioxidantes y regeneradoras de la vitamina E y a los ácidos grasos esenciales, protege la piel de la acción de los radicales libres, que provocan el envejecimiento prematuro.
• Está indicado en el cuidado intensivo de la piel dañada.
• Aporta tono a la piel, la suaviza, la hidrata y le da mayor elasticidad.
• No es comedogénico (no hace que salgan granos).
• Previene la formación de estrías.
• Acelera la cicatrización de quemaduras y heridas.
• Contribuye a evitar la descamación y reduce el riesgo de ampollas.
• Es especialmente recomendable para tratar el contorno de ojos y labios.
• En el agua de baño satina la piel.
• Repara las manos ásperas y, asociado al limón, fortifica las uñas.
• Por sus propiedades humectantes, nutre y da vigor al cabello.
***
Una de las mejores propiedades que tiene la avena para el cutis, es su gran capacidad astringente. Esto es, ayuda a reducir los niveles de grasa que se acumulan en la piel. 
Por ende, colabora con su secado, por decirlo de alguna forma.
De esta manera, la avena es muy buena para tratar espinillas, granos, barritos y otras imperfecciones relacionadas con la acumulación de sebo en el cutis, sobre todo del rostro.
Además, la avena suele ser muy empleada para calmar picazones e inflamaciones cutáneas. Problemas como la sarna, dermatitis, urticarias y hasta los picores de la psoriasis pueden ser contrarrestados con sus propiedades.

2 comentarios:

Alegría Mediterráneo dijo...

Hola Sergio,
La riqueza y belleza de este jabón me encanta!
Felicidades
con alegria y amistad,
Claudia.

Marta dijo...

Que bonito con el aspecto tan natural a mas con unas propiedades geniales, tu sello le da un toque.