domingo, 29 de julio de 2012

Crema nutritiva antiedad




 Crema muy nutritiva, suave al tacto y muy untuosa, 
especialmente indicada para pieles maduras y secas.


Elaborada en la fase acuosa con:
Hidrolato de Rosas

Y en la fase oleosa:
aceite de Onagra
aceite de Argán
aceite de rosa mosqueta
aceite de Jojoba
manteca de karité 

Emusionante:
cera Lanette

Aditivos:
Vitamina E
óxido de Zinc
tintura de Bardana
tintura de cola de caballo
colágeno
elastina
coenzima Q 10
sorbato de potasio
Fragancia de Magnolia


 La textura es extra-cremosa


Prueba del PH de la crema con un resultado aproximado de 6,5

Propiedades de los ingredientes:

Aceite de rosa mosqueta:
  • Reduce las arrugas y los signos de envejecimiento prematuro. También ayuda a contrarrestar los efectos de sequía del sol que generalmente se notan por primera vez en las arrugas finas o “patas de gallo” alrededor de los ojos y la boca.
  • Atenúa cicatrices (quirúrgicas y accidentales) y mejora el color de las mismas (es decir, reduce el enrojecimiento o hiperpigmentación). También evita la formación del tipo de cicatriz queloide (masa), que puede aparecer después de procedimientos quirúrgicos y ayuda a hacer menos visibles las cicatrices dejadas por el acné o varicela.
  • Provee excelentes resultados en el tratamiento de la piel que ha sido quemada o expuesta a radioterapia.

Aceite de Argán:
  • El aceite de argán en la piel tiene un efecto hidratante en profundidad gracias a los ácidos grasos oléico y linoléico aunque su fama se debe más a que favorece la regeneración celular en la piel gracias los componentes insaponificables que en una alta proporción son betacarotenos, como los de la zanahoria, precursores de vitamina A. También contiene vitamina E con efecto antioxidante que, sobre la piel, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro. También tiene un excelente efecto sobre la elasticidad de la piel.
  • El aceite de argán contra el acné es de los usos que más auge está teniendo. Evita que aparezcan espinillas y granos típicos del acné juvenil.
  • Sobre el pelo y las uñas el aceite de argán tiene un efecto hidratante y fortalecedor. Aporta también brillo y aspecto saludable al cabello dañado. Reduce la aparición de caspa.
  • Tiene también efectos beneficiosos sobre el músculo esquelético disminuyendo las contracturas al mantener, incluso aumentar, la elasticidad. Por ello es muy utilizado como aceite de masaje.
  • El aceite de argán para prevenir estrías del embarazo es muy utilizado en Marruecos.
  • Es muy utilizado en lociones solares y jabones artesanales.

Aceite de Onagra :

Psoriasis: Debido a su efecto desinflamatorio aumentando a circulación a nivel de la piel aplicar sobre la lesión de psoriasis disminuye el ardor y comezón.
Eccemas: En uso externo, el aceite de onagra se utiliza para el tratamiento de los eccemas, especialmente el eccema atópico, una enfermedad de carácter crónico relacionada con problemas de alergia que ataca la piel proporcionándole una textura como de cuero. Su aplicación durante 3 o 4 meses resulta muy positivo para reducir el picor, la sequedad e impedir que la piel se descame con tanta facilidad. Resulta un tratamiento alternativo al uso de corticoides o inmunomoduladores tópicos.
Acné: Igualmente su aplicación tópica reduce las espinillas, los granos y las inflamaciones en general del acné. Esta propiedad se produce por la capacidad de su aceite en diluir la acumulación de grasas en los poros de la piel, lo que impide que estos se bloqueen y aparezcan los defectos de la misma que caracterizan al acné.
Piel seca: La capacidad del Omega-6 para retener humedad en la piel resulta muy adecuada en el tratamiento de las pieles secas.
Distensiones y desgarros musculares: Por sus propiedades antiinflamatorias, frotar los músculos distendidos o desgarrados con aceite de onagra ayuda a reducir el dolor. (Vaciar el contenido de una cápsula en las yemas de los dedos para masajear la zona afectada).
Información extraida de InKanat

Aceite de Jojoba:

Por su alto contenido en ceramidas, es una excelente alternativa para la profunda hidratación y reestructuración del equilibrio graso de la piel. Muy útil en casos de acné, seborrea, barros, piel grasa, puntos negros, salpullido, espinillas, y otras afecciones de la piel. Además, penetra fácil y profundamente en tu piel, la suaviza y protege del ambiente y el clima como el frio excesivo. Es excelente humectante.

Manteca de Karité:

La manteca de karité destaca por su intenso y duradero poder hidratante sobre el rostro y el cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina F, componente vital de las membranas celulares.
Es un anti-irritante por excelencia, lo que convendrá a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y para los que están mucho tiempo acostados, previniendo la aparición de llagas.
La manteca de karité, funciona también como un excelente protector solar, otorgando un bronceado de larga duración, y lo mejor es que será de forma natural, además de no producir granitos, por lo que podemos usar aun cuando hay acne o en pieles grasas.

3 comentarios:

Christine dijo...

hermosa receta magnífica textura

María dijo...

Me ha gustado mucho la crema, tiene una textura cremosa y compacta estupenda ;)

La Jacinta dijo...

Me gusta mucho!!! tiene un alinda textura y las propiedades buenisimas.
Saludos dese Chile.