domingo, 15 de junio de 2014

Ungüento para el dolor con árnica



 Ungüento a modo de bálsamo indicado para dolores articulares o musculares de gran efectividad
con ingredientes naturales que provienen de las plantas.
Cuidadosamente elaborado contiene entre sus principales ingredientes :

árnica
rusco
romero
harpagofito
clavo
tomillo


Debido a la potente acción de los ingredientes activos de las tinturas y aceites esenciales
este ungüento tiene la capacidad de actuar como analgésico, activando la circulación periférica y penetrando a través de los poros llegando al torrente sanguíneo y actuando directamente sobre la zona dolorida, produciendo un efecto sedante y calmante.

Estoy recibiendo comentarios de mucha gente que me dice que este ungüento es milagroso, pero sencillamente es la perfecta sinergia de los ingredientes lo que hace de este producto algo especial.
Compañeras de trabajo, vecinas y clientes me comentan que en algunos casos a los 10 minutos había desaparecido el dolor, siendo de acción casi inmediata.
No quiero parecer un charlatan, pero me remito a los comentarios que me han transmitido, incluida mi madre que llevaba una semana con lumbalgia.



Historia de el árnica



El árnica montana esta muy valorado por su excelencia y por su alto contenido en constituyentes activos, pero desgraciadamente esta especie se cultiva con gran dificultad. Se trata de una planta medicinal tradicional, cuyos preparados aplicados de forma externa producen un alivio sintomático de dolores musculares y de la rigidez. También son muy útiles en casos de esguinces, distensiones e hinchazón después de una lesión, o para calmar los dolores reumáticos.El árnica actúa como antiinflamatorio y su eficacia es comparable al de los preparados sintéticos, con la ventaja de que se puede prolongar su uso sin los indeseables efectos secundarios que los otros producen.
SU HISTORIA
Los médicos y los autores de tratados botánicos de la antigüedad no mencionan nunca la árnica. Se trata de un detalle asombroso, ya que encontramos esta planta en diversos lugares: en la vertiente pirenaica , en el norte de Portugal y de Italia, en Croacia y en Moldavia.
Los primeros escritos que hablan de árnica montana se remontan al medieveo y las ilustraciones mas antiguas conocidas de la planta se encuentran en el tratado de botánica de Matthiolus (1558), donde esta se describe con el nombre de "alisma".
La mención con el nombre de "árnica" por los médicos aparece por primera vez en 1625 en un tratado de botánica de Johann Jacob von Tabemaemontanus, editado por Caspar Bahuin. Este libro describe las virtudes medicinales de la planta tal como se conoce hoy: "Sirve para curar a los que han sufrido una caída importante o se han lastimado trabajando".
Pero no fue hasta el siglo XVIII ue el árnica empezó a tener un papel importante y a ser objeto de numerosas tesis de medicina científica, disciplina entonces, en pleno desarrollo.Estos trabajos describían ya entonces que "con el uso del árnica es necesario ser extremadamente prudentes, ya se trata de un remedio que actúa rápidamente en pequeñas dosis" Así es como el árnica se encuentra entre las plantas que influenciaron a Hahnemann, el fundador de la Homeopatía.
Goethe mismo la apreciaba muchísimo y se hacía preparar una tisana de árnica cada vez que sufría de esclerosis coronaria debido a su edad. No conocemos la etimología y el significado exacto del nombre en latín de la planta, lo cual ha sido objeto de un buen número de especulaciones. El término "armich" aparece por primera vez en el siglo XIV, en el Matthiolus. El nombre es presumiblemente de origen francés y significa "protegerse"(hamais). Es probable que este significad venga del árabe, como muchos nombres que empiezan por "a" o "al". Es probable también que su origen sea griego, de "ptamica" que significa hacer estornudar.Oreo dato curioso es que la planta era utilizada en tiempos antiguos como tabaco para masticar o fumar.



Si queréis probar el producto 
podéis escribirme a :

villa.fortuna@yahoo.es


No hay comentarios: